Académico de la Universidad Arturo Prat retorna a Chile tras culminar con éxito su Programa de Doctorado en España

“Siempre mi intención ha sido aportar al desarrollo de las ciencias del Derecho de la Investigación”, junto con agradecer el apoyo institucional entregado por la UNAP

Fueron tres años de ardua labor para el Docente de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Arturo Prat Sede Victoria, Miguel Alarcón, tiempo en que estuvo lejos de su tierra, desarrollando una larga investigación en el área del Derecho Concursal en la Universidad de Barcelona, enmarcada en el Programa de Doctorado en Derecho y Ciencia Política, trabajo que logró concretar de manera exitosa durante el pasado mes de septiembre, tras conseguir el tan anhelado grado académico.

Para lograrlo, el ahora Doctor Alarcón obtuvo una Beca Chile a mediados de 2016, la que sumada al apoyo entregado tanto por la Facultad como por la Casa de Estudios de Malleco, le permitió iniciar el Programa en septiembre del mismo año en España, tomando como tema de investigación el llamado Concurso de la Persona Natural, entendido como “las causas y soluciones que desde el punto de vista del Derecho Concursal, antes denominado Derecho de Quiebras, se les debería dar a los deudores que sean personas naturales, comunes y corrientes, que se endeudan con bancos u otras instituciones financieras a fin de conseguir créditos para estudiar, comprar un automóvil o para vivir el mes, también conocidos como créditos de consumo. Qué soluciones se les podrían dar a dichos deudores que están en situación de insolvencia o de crisis económica financiera, cuando las deudas los tienen hasta el cuello, por decirlo de algún modo”, explicó el Docente.

Tras su exitoso paso por la Universidad de Barcelona, el Doctor Alarcón afirmó que su logro representa “una satisfacción grande, la verdad felicidad, orgullo también por las puertas que se abren con esto, por ejemplo aquí en Chile es importante que las instituciones cuenten con académicos con grado de Doctor no solamente porque eso les dé alcurnia, sino porque además se mejora la investigación. Siempre mi intención ha sido aportar al desarrollo de las ciencias del Derecho de la Investigación, y con esto no solo se adquieren herramientas para efectuar de mejor forma el trabajo jurídico, sino que también se generan una serie de contactos y redes en el ámbito nacional e internacional que posibilitan que haya una labor de colaboración entre distintos profesionales de diversas universidades que benefician, en definitiva y a la larga, la actividad investigativa que uno despliega en el área, vinculándose con otras aristas del Derecho que resultan interesantes de abordar”, destacó el profesional.