Periodista Jorge Abasolo realizará el lanzamiento de su libro “Apaguen la tele aunque sea por un ratito” en el Centro Cultural de Angol

Los encargados de la presentación del libro son el destacado periodista, Andrés Jouffé y el abogado angolino, Roberto Cooper.

Este viernes a las 20:00 horas, en el Centro Cultural de Angol, el connotado periodista angolino, Jorge Abasolo Aravena lanzará su quinto libro, el cual, según el mismo confiesa, es un ensayo histriónico de la realidad chilena, donde el humor pone en evidencia las costumbres más arraigadas en nuestra cultura, aquellos hábitos que no nos gusta reconocer, que se encuentran inmersos en todas las clases sociales y que no hace “ser chilenos” fina sangre, reconocidos mundialmente.

LIBRO

Este nuevo trabajo lleva como título “Apaguen la tele aunque sea un ratito” y representa el característico estilo de Jorge Abasolo, de enfrentar la vida, de enrostrar a quien sea necesario, haciéndolos sonrojar y reír al mismo tiempo, logrando olvidar de inmediato la sátira, por muy cruda que ésta sea.

En uno de los segmentos del libro, donde Jorge se refiere a la creatividad del chileno, éste critica el enfoque que le damos a este importante talento, el cual generalmente se utiliza como deberíamos.

“Si el chileno empleara su creatividad para lances positivos y no para fomentar la pillería, este país sería algo parecido a una Jauja.

Siempre me ha llamado la atención esa proverbial inclinación nuestra para darle rienda suelta a su creatividad…en aras de la maula, el embuste o la pillería a secas.

Tenemos como veinte mil leyes, pero son muchas más las maneras que ha inventado el chileno para eludirlas.

Raro, ¿eh?

En el caso de los artistas, escritores, escultores, músicos y un largo etcétera, es justo señalar que no trabajan ni un ápice de lo que trabajan en otros países de Europa, Japón, China o los Estados Unidos.

Parece que no se comprende que la obra maestra es fruto de constantes ensayos y –sobretodo- de un esfuerzo cotidiano metódico.

Todo esfuerzo que no es constante, se pierde. Es una verdad ecuménica, del porte de una deuda de país subdesarrollado.

EJEMPLO

Pongamos como ejemplo el caso de Tomás Alva Edison, el genial inventor del fonógrafo, entre otros.

A los 8 años entró a la escuela y a los tres meses de su ingreso el profesor ya lo había calificado como alumno improductivo y estéril.

De haber sido chileno, lo habrían enviado al Sename y le hubiesen robado el cuaderno donde anotaba todo lo que le pudiera haber llevado a inventar alguna cosa. Le habrían hecho bullyng y del recinto habría salido con menos imaginación que un opinólogo de la farándula chilensis.

El hecho es que a los 32 años, Edison estaba concentrado tratando de encontrar el filamento perfecto que le permitiera perdurabilidad a la incandescencia de la lámpara.

Más tarde señaló que había intentado 970 veces la búsqueda de tal solución. Y a la vez número 971 encontró la fórmula que andaba buscando.

De haber sido chileno, ¿qué habría pasado con Edison?

Parece que lo veo encontrándose con un amigo en la barra de un bar:

-¿Qué tal, Tomás? ¿Cómo van tus intentos de encontrar la fórmula para tu famosa lamparilla?

-¡Pasó la vieja, compadre! Lo intenté como novecientas veces y perdí puro tiempo en la weá… ¡que la busque otro…!

INVITADOS

Dentro de los encargados de la presentación de este nuevo libro de Abasolo, se encuentra el periodista chileno de fama internacional, Andrés Jouffé y el abogado angolino Roberto Cooper. Destaca además una dedicatoria del reconocido humorista nacional, Coco Legrand, quien no puedo estar presente por tener compromisos adquiridos con antelación en el extranjero.