Profesora ganadora del The Global Teacher Prize Chile dedicó el premio a su familia y colegio

La profesora que trabaja en el colegio Lucila Godoy de Angol inicio su postulación ante 12 mil docentes del país. Nadia Valenzuela recibió un llamado del empresario Andrónico Luksic para felicitarla por su premio.

“Frente a esta crisis, los docentes son los grandes agentes de cambios de esta sociedad, siendo promotores esenciales de la justicia, la sana convivencia cívica y el cuidado de la democracia. En este sentido, los profesores son quienes más impactan en el aprendizaje y desarrollo socioemocional de los niños y niñas”. Estas fueron las primeras palabras de la docente angolina Nadia Valenzuela, ya como ganadora de la cuarta versión del Global Teacher Prize Chile, que busca reconocer la labor diferente de los profesores chilenos en las distintas escuelas del país.

PROYECTO

La ceremonia de premiación, que originalmente estaba programada para el pasado 22 de octubre y que debió ser cambiada por la contingencia nacional, se llevó a cabo la mañana de este martes en el Teatro Oriente, de Providencia, hasta donde llegaron los cinco finalistas para obtener tan ansiado premio.

Nadia participó con su proyecto, que lleva a cabo junto a sus alumnos, de investigación acerca del cultivo de semilla en la luna o marte y que dice relación con la experimentación del cómo se comportan algunas semillas cuando se les altera su eje gravitatorio, proyecto que se encuentra realizando en conjunto con la Oficina de Asuntos Espaciales de la ONU en Viena.

Fue justamente este proyecto, por lo innovador, visionario y complejo, que de apoco se fue ganando la simpatía del público y al parecer también del jurado.

SORPRESA

En conversación telefónica con nuestro medio, a tan solo algunas horas de haber recibido el premio, Nadia reconoció que recién estaba digiriendo lo ocurrido, asegurando que aún tiene una laguna desde el momento en que fue nombrada hasta algunos minutos después. “Cuando escuché mi nombre quedé en blanco, no reaccionaba. Fue totalmente impensado para mí, tenía muy buenos contrincantes y la verdad es que no lo esperaba, es más, con otro de los finalistas teníamos la certeza que iba a ganar la educadora de párvulos, pero nunca creí que yo sería la galardonada”, explicó la maestra.

EXPERIENCIAS

Dentro de los momentos más gratos que la docente recuerda, destaca la cena que tuvieron la noche anterior al evento, donde cada uno se fue conociendo un poco más, dando a conocer sus vidas y el trabajo de cada uno de ellos con sus alumnos. “Uno de los momentos más gratos fue la noche anterior durante una cena, donde nos divertimos y conversamos y nos dimos cuenta que cada uno de nosotros somos especialistas en temas muy diversos, por ejemplo lo mío relacionado con el espacio, otro colega relacionado con la inclusión, la parvularia, que era nuestra favorita, que se va la próxima semana con 20 niños de nivel párvulo a Roma, la otra colega seca para el inglés, participando en debates en la ONU, en Nueva York, el profe Paulino un representante estoico de la educación rural, entonces para mí eran docentes con mucho mérito, por lo que yo ya había pensado que haber llegado a estas instancias era más que suficiente como desafío personal y para demostrarle a mis niños que con dedicación y esfuerzo todo se puede”, explicó.

EMOCIONADA

Nadia Valenzuela comenzó en una postulación donde participaron 12 mil docentes del país, logrando a través de las distintas etapas de selección llegar a los cinco finalistas e incluso adjudicarse el premio.

Nadia además se encuentra muy emocionada porque recibió algunos llamados a través de los cuales le comentaron como vivieron sus alumnos el momento de su premiación, a quienes espera ver pronto para celebrar con ellos y comentar su tremenda experiencia.

“Creo que mis niños, cuando fui nombrada como ganadora, saltaban y celebraban, eso me causa mucha emoción. No encuentro la hora de llegar pronto a Angol, estar con ellos y seguir trabajando en mi colegio y con mis alumnos”.

DEDICATORIA

Tras ser consultada sobre a quién dedica este gran logro, Nadia no titubeo en contestar: “Mi familia siempre ha sido muy importante en mi rol como docente, desde mi marido, mis hijos y mi mamá, quien muchas veces me tienen que reemplazar con mis hijos cuando he tenido que viajar al extranjero. De igual forma, mis niños del colegio con quienes hemos trabajado este proyecto y quienes están aprendiendo que nada es imposible, ellos han sido fundamentales, la conexión que hemos logrado y el trabajo que hemos desarrollado. Este premio es para todos ellos. Debo confesar que mis chiquillos siempre me dijeron que yo iba a ganar, que era la mejor y no se equivocaron”, recuerda con cariño y emoción.

AYUDA

Nadia además nos comentó que recibió también el llamado de Andrónico Luksic, quien primeramente la felicitó y le aseguró que mantendrá el respaldo a ella y sus alumnos para que pueda seguir desarrollando su trabajo y los próximos desafíos.

La docente en estos días se encuentra con una agenda llena de entrevistas y citas en medios capitalinos, esperando regresar a la comuna de Angol este viernes.