Collipullenses preocupados por estado de convento Franciscano

COLLIPULLI.- Hace algunos días dábamos cuenta que cada día que pasa uno de los monumentos históricos de Collipulli, específicamente, el Convento Franciscano San Leonardo de Porto Mauricio, continúa en estado agónico y que todo intento en su reparación, ha quedado ahí, solo en eso, intento, buenas intenciones y mucho cariño por una reliquia histórica, ah también muchas frases de buena crianza también..-

Decíamos que no había interés de algunas autoridades por este patrimonio histórico que forma parte de los albores de esta ciudad y de la Patria y creemos que no estamos tan equivocados, no hay interés o no existe voluntad política para reparar el convento.-

En este sentido y para seguir hinchando para llamar la atención y buscar las fórmulas que permitan su reparación, leíamos en el diario EL MERCURIO DE VALPARAISO de fecha lunes 30 de diciembre de 2019, o sea hace un par de días solamente, que se llamaba a la licitación pública para los trabajos de restauración de la iglesia San Francisco de Barón que fue declarada monumento histórico en julio de 1983 y que resultó prácticamente destruida por un incendio el año 2013.- Para esta reconstrucción se asignaron por parte del Consejo Regional de Valparaíso la no despreciable suma de $7.600 millones para el proyecto que debería iniciar las obras, el segundo semestre de este año.

Creemos que esto confirma que no existe interés, al menos aquí en La Araucanía, en la restauración de nuestro convento franciscano, el que fue declarado Monumento Nacional en la categoría de Monumento Histórico mediante Decreto 305 de fecha 20 de mayo de 2013 del Ministerio de Educación y que resultó seriamente dañado por el terremoto del 27 de febrero de 2010 .-

SU ARQUITECTURA

La arquitectura de la Iglesia San Leonardo de Porto Mauricio corresponde a un modelo simple de templo, que integra las expresiones arquitectónicas del siglo XIX de Chile central. Posee fuerte influencia neoclásica hispánica, y decoración es simple y austera. En el interior se destaca un cuidadoso trabajo de carpintería que recoge la materialidad de la zona, la madera, que destaca en los tambores de las columnas con estrías, basas y capiteles que subdividen las tres naves interiores, así como la bóveda y arcos de medio punto. El templo data de 1871-72 aproximadamente.-