Docente de la Universidad Arturo Prat Sede Victoria expone en el Primer Seminario de Competencias Parentales en Collipulli

La profesional de la Casa de Estudios Superiores compartió sus conocimientos en frente de padres, apoderados, educadores y autoridades de la comuna

Buscando analizar la importancia del rol de la familia y de los profesionales de la educación en resguardar a los más jóvenes, la Profesora de la carrera de Psicología de la Universidad Arturo Prat Sede Victoria, Mg. Alejandra Maco, expuso en el Primer Seminario de Competencias Parentales, actividad organizada por la Oficina de Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (OPD) de la Municipalidad de Collipulli.

Efectuado en el Auditorio del Municipio, el encuentro congregó a diversas autoridades de la comuna, como el Administrador Municipal, Víctor Riquelme; el Director de Seguridad Pública, Francisco Martínez; y la Coordinadora de la OPD de Collipulli, Marcela Amigo; junto a directores de establecimientos educaciones, docentes y apoderados. En la oportunidad, la también Magíster en Psicología Educacional de la Sede Victoria abordó principalmente la regulación emocional y conductual en la infancia.

“El mayor objetivo que tenemos”, explicó la Profesora Maco, “es ver cómo podemos incentivar factores protectores, ya que la vulneración de derechos en la infancia va a generar problemas en la adolescencia, adultez y también en la adultez mayor; por eso uno va de manera preventiva educando a los padres, a los cuidadores y a las personas que están con los niños a que comprendan que las emociones son una parte de nuestra supervivencia, que es información básica que nos entrega el organismo para ver cómo nosotros nos comportamos y adaptamos al medio, ya que son necesidades que estamos utilizando para tener una relación interpersonal con otro, y que supla nuestras necesidades desde el punto de vista de la infancia”, indicó la Psicóloga.

“Muchas veces se ve que los niños crecen de manera espontánea y que deben obedecer las normas y límites que les pone el mundo adulto, pero dicho mundo no valida su desarrollo emocional, en donde el niño tiene que ir identificando qué emociones son las que tienen mejor adaptación, qué emociones debemos validar como adultos, desde dónde las estamos validando y qué le sucede al niño en su mundo y en su experiencia inmediata, porque dicha experiencia tiene correlato con la experiencia cognitiva, con el significado que les damos. Entonces, si nosotros no validamos sus emociones, estaríamos hablando de un niño que no reconoce sus emociones y que el día de mañana no va a saber cómo responder frente a situaciones de estrés”, aseguró la Docente, junto con agradecer la invitación formulada por la OPD de Collipulli, quienes le obsequiaron una placa en reconocimiento por su esencial aporte al Seminario.