Emotivos funerales de profesora normalista angolina

Un cáncer al pulmón fue la causa de muerte de la profesora Marta Montero, “luchamos por un año en contra del cáncer y nos venció” señaló su esposo.

A la edad de 70 años y producto de un cáncer al pulmón falleció la distinguida y apreciada profesora normalista angolina, Marta Isabel Montero Bernales. La profesora luchó por una año en contra del cáncer,” luchamos durante un año, la tratamos en la clínica sanatorio de Alemán de Concepción y nos venció”, señaló su esposo, el también profesor José Muñoz Parra.

Marta Montero Bernales, nació en Angol el 3 de junio del año 1949 en el seno de una familia integrada por sus padres, Luis Montero Castillo y Elfrida Bernales Candia fue la octava entre 10 hermanos.

Sus estudios los realizó en la escuela Nro 3, luego ingresó a la Escuela Normal de Angol, obteniendo el título de profesora el año 1968. Su primera destinación fue en el sector rural de Mapuñanco en las cercanías de la comuna de Collipulli. Luego llega a trabajar a la escuela Nro 6 en el sector Guacolda (actual colegio Alemania) donde desarrolla junto a un gran grupo de profesores un verdadero apostolado educacional con alumnos de muy escasos recursos, donde se desempeñó como profesora de primer ciclo y profesora de artes en segundo siclo.

El año 1980 se traslada hasta la escuela El Cañón donde realiza un gran trabajo en el ramo de artes plásticas, obteniendo con sus alumnos importantes premios a través del taller de pintura que dirigía.

El año 1976 se casó con José Muñoz Parra, de cuyo matrimonio nacieron, Catalina y Álvaro, ambos profesionales universitarios que trabajan en la ciudad de Concepción.

Los funerales de la apreciada profesora, se realizaron ayer domingo en el Cementerio Parque Angol hasta donde llegó un grupo de ex normalistas para entregarle su último adiós. En este lugar fue despedida por su hija Catalina, quien señaló que su madre fue una mujer muy valiente y preocupada,” siempre me decía que me cuidara, la vamos a extrañar”.

Finalmente, Luis, uno de sus hermanos, destacó los atributos humanos de Marta, señalando que fue una persona muy responsable, preocupada de su familia,” fue un ejemplo de hermana, madre, esposa y abuela”.