Andrea Sandoval Riquelme, Jefa de Psicología en UNAP Sede Victoria: nueve preguntas reflexivas para afrontar la cuarentena de manera constructiva

Interesante actividad para realizar tanto de manera individual como en familia

Esta serie de nueve preguntas que encontrará a continuación, constituye una guía para la introspección reflexiva ante la situación de emergencia sanitaria por COVID-19 y el consecuente aislamiento preventivo que ello implica.

El propósito de estas preguntas, que cada persona debe efectuarse y responderse a sí misma, es contribuir a identificar sus mejores recursos para afrontar esta situación crítica, así como aquellas estrategias de utilidad para superarla.

Instrucciones:

Lea cuidadosamente cada pregunta e intente responderla de la manera más sincera y detallada posible. Tómese su tiempo. Puede responder por escrito o mentalmente, ya que a la mayoría de las personas les ayuda dejar un registro que puedan volver a consultar después de la actividad. No hay respuestas buenas o malas, tan solo que sean de acuerdo a las vivencias personales de cada uno y que puedan serle de utilidad.

Preguntas:

1. ¿Cuál es mi mejor esperanza/expectativa para cuando esto pase/acabe?

2. ¿En qué medida, durante mi cuarentena, estoy realizando acciones que puedan ser de ayuda a que esa meta/expectativa que tengo se cumpla?

3. ¿Cuál o cuáles de las acciones realizadas son las que más me ayudan día a día a mantenerme encaminado(a) a cumplir mi meta/expectativa?

4. ¿He vivido anteriormente alguna situación en donde me haya visto enfrentado(a) a una contingencia similar a lo que esto implica? ¿Qué me ayudó a superarla?

5. ¿Qué acciones, pensamientos y emociones de las que desplegué entonces, fueron las que más me ayudaron a superarla?

6. ¿Qué esfuerzos implicaría aplicar, en este momento, lo que me fue de utilidad entonces? ¿Qué podría hacer para conseguirlo?

7. ¿Quién fue la persona que más me ayudó entonces? ¿Qué fue lo que hizo que me ayudó? ¿Cómo logré conseguir a que me ayudara?

8. Frente a esta contingencia, ¿hay algo que esa persona u otra pueda hacer por mí para ayudarme? ¿Qué implicaría conseguir que esa persona u otra pueda ayudarme ahora? ¿Qué podría hacer esa persona por mí que sería de mayor utilidad en este momento?

9. ¿Qué diferencia va a significar para mí el ayudarme de esa forma y/o el recibir ayuda de otro? ¿De qué manera va a marcar una diferencia positiva para mi situación actual y futura?

Orientaciones:

Luego de haber respondido a las preguntas, realice un nuevo balance de su situación actual y observe cómo el proceso reflexivo realizado anteriormente puede haberle ayudado a poner las cosas en perspectiva, centrarse en lo importante, volverse más consciente de sus recursos y potencialidades para hacer frente a esta crisis y superarla.

Si sabe de alguien que lo necesite, o pueda ayudarle, comparta con él o ella estas preguntas, envíele este material y converse de esto con su familia. Las posibilidades son múltiples. Este es un buen ejercicio de replanteamiento personal y para abrir conversaciones con otros que fortalecerán nuestra comunicación.