DECLARACIÓN CChC LOS ÁNGELES

18 de mayo de 2020

Cada vez que ha sido necesario, el gremio de la construcción ha demostrado su unidad y capacidad de trabajar conjuntamente. Hoy, cuando el país entero se ve remecido por dos severas crisis, como la crisis sanitaria y la económica, los habitantes de la Región de La Araucanía y sus alrededores deben soportar a diario otra crisis que, siendo igualmente dañina, suele pasar desapercibida para las autoridades, el mundo político y los líderes de opinión, sobre todo a nivel central: la crisis del Estado de Derecho, que comenzó a incubarse hace más de una década bajo el pretexto del llamado “conflicto mapuche” y que en la práctica se expresa en niveles de violencia simplemente intolerables.

Si bien este problema se centra en La Araucanía, sus consecuencias también se han visto en otros lugares cercanos, como la región de Biobío sur. Por eso es un tema que nos toca como gremio local y al que no podemos estar ajenos, un drama que llama a nuestra atención permanentemente. Solidarizamos completamente con el mensaje que expresó este viernes CChC Temuco, porque es también nuestro mensaje.

Coincidimos con ellos en que, como la crisis sanitaria, esta otra crisis se expandió implacable, sin respetar las leyes ni las normas que sostienen nuestra convivencia social y los derechos fundamentales de los ciudadanos. Avanzó además con impunidad, sin sanciones ni castigos. Y como la crisis sanitaria, se ha llevado vidas por delante y amenaza a diario la vida de otras personas, golpeando también con extrema dureza nuestra economía.

Al igual que ellos, también sentimos que la incertidumbre, el temor y la desesperanza que provoca solo nos preocupa a nosotros. Hoy queremos decir que como CChC Los Ángeles también estamos siguiendo atentamente este problema que tiene la zona sur del país y que nos sentimos completamente identificados con el sentir de nuestros colegas de La Araucanía.

De hecho, en esta parte del territorio nacional, y con mayor fuerza en La Araucanía, la violencia tiene desde hace tiempo el carácter de pandemia. Y, sin embargo –pese al empeño de distintas personas que la denuncian y promueven la búsqueda de soluciones y la anhelada paz–, no vemos voluntad política para encararla de una buena vez y erradicarla por el bien del conjunto de la sociedad.

Por todo ello es que hacemos un público llamado a los habitantes de esta zona y del país, y en especial a las autoridades de gobierno y a los parlamentarios, a que nos unamos para afrontar esta crisis y que los organismos competentes le hagan seguimiento en forma permanente, contabilicen las víctimas y, sobre todo, tomen las medidas que sean necesarias para ponerle término. Convicción, capacidades y acciones concretas es lo que se necesita y esperamos con urgencia de un Estado que, creemos, aspira a cumplir a cabalidad sus deberes más elementales.

Gerardo Godoy Labrín
Presidente
Cámara Chilena de la Construcción Los Ángeles