Profesor angolino narra experiencia del difícil trabajo en colegio del sector Galletué de la comuna de Lonquimay en tiempos de pandemia

A pesar de la lluvia, el frío la nieve, los malos caminos, nada impide que un grupo de profesores lleven guías de estudios a sus alumnos hasta sus hogares ya que en este sector no se cuenta con internet.

Juan Segura Ortiz, es un profesor angolino que lleva 13 años trabajando como docente y Director en el sector cordillerano de Galletué, en la escuela particular Nro. 4, distante a 75 kilómetros de Lonquimay donde debe velar por el rendimiento escolar de 50 alumnos desde kínder a sexto año básico.

Segura Ortiz , es egresado como profesor de enseñanza general básica y licenciatura en ciencias de la educación de la Universidad Arturo Prat de Victoria y ha ejercido anteriormente en Angol, Purén, Renaico, Traiguén ,” nosotros trabajamos en plena cordillera de Los Andes, es un trabajo que lo hacemos con mucha pasión , sabemos que en invierno debemos lidiar con el frío y la nieve, caminos de acceso en malas condiciones, barro y ahora se nos ha complicado mucho más con lo de la pandemia, pero a pesar de las dificultades ponemos todo nuestro esfuerzo en realizar nuestra labor de la mejor manera posible y en forma muy responsable para con nuestros alumnos”, nos señala Segura.

Agrega que con lo de la cuarentena han tenido que ingeniárselas para entregar y retirar guías y material de trabajo ya que en este sector cordillerano no se cuenta con internet. Además los alumnos están siendo visitados por el sostenedor, Camilo Medina Cartes, profesores jefes donde destaca la gran labor de la profesora, Dina Torres Torres . ” A pesar de nuestras dificultades nos arreglamos de tal manera de poder apoyar con el material a nuestros alumnos ya que no contamos con los medios tecnológicos y debemos trasladarnos en cualquier medio para cumplir con nuestros estudiantes. Así hacemos patria en este lejano sector cordillerano”.

ENTREGA DE ALIMENTOS

La lluvia, el frío y la pandemia no ha sido obstáculo para que los alumnos reciban de parte de la JUNAEB sus alimentos respectivos,” los alimentos son entregados en sus propios domicilios y los reciben con mucha alegría, ya llevamos cuatro entregas, lo que ha significado una gran ayuda para estos esforzados apoderado, quienes reciben y agradecen la preocupación del director del colegio y demás profesores”, acotó.

AYUDA

Finalmente el director, señaló y agradeció a un grupo de amigas y esposos de Santiago y Temuco por el importante apoyo entregado el día 2 de julio consistentes en cajas de alimentos y útiles de aseo, “este grupo de amigas del colegio nos han estado ayudando desde el año pasado en que vinieron a celebrar la navidad junto a nuestro niños. Esta otra ayuda ha sido una linda experiencia que vamos a seguir manteniendo mientras siga la pandemia. Mis agradecimientos a las señoras; Cecilia, Francisca, Ximena, Tatiana y Alexa ellas son de Santiago y Temuco, ya que siempre han estado preocupado del bienestar de los esforzados niños de nuestro establecimiento educacional”, finalizó Juan Segura Ortiz.