Junaeb se traslada hasta sectores aislados de Lonquimay, para entregar canastas de alimentación escolar

• Este proceso inédito, que se gestó y ejecutó de manera rápida y eficaz tras la suspensión de las clases presenciales en el mes de marzo y ha podido ser llevado a cabo gracias al trabajo coordinado con manipuladoras de alimentos, comunidades educativas, empresas proveedoras, alcaldes, funcionarios públicos y las Fuerzas Armadas.

Fuertes nevadas, zonas aisladas y caminos intransitables dejó las fuertes nevadas de las últimas semanas en la comuna de Lonquimay, pese a ello, Junaeb inició esta semana la sexta entrega de canastas individual de alimentación escolar en esta cordillerana comuna.

Precisamente, una situación extrema se vive en la comunidad de Quinquén, distante 54 km de Lonquimay, donde Junaeb llegó esta semana para entregar alimentación escolar al único alumno de la escuela que recibe el beneficio, una labor complicada ya que para que el alumno reciba su alimentación, Sebastián Torres el auxiliar de la escuela, debe recorrer caminando, 5 kilómetros hasta la casa del niño que se encuentra aislado “este invierno nevó mucho y esta es la realidad que nosotros vivimos, nosotros le llevamos la canastas a la misma casa del alumno, tenemos que caminar 5 kilómetros hacia dentro para llegar. La gente de acá, que vive en la zona extrema en la cordillera estudia en esta escuela y el estudiante está muy contento los papas sobretodo, usted sabe este invierno sobretodo no hay entrada no hay trabajo por la pandemia que hay”.

Audilia Torres es la manipuladora de alimentos de esta escuela hace 3 años y es la encargada de recibir los alimentos para preparar la canastas del único alumno de este establecimiento que recibe el beneficio, ella señala es muy sacrificado el trabajo en esta época, ya que se cortan los caminos productos de las fuertes nevadas, lo que dificulta la llegada al lugar de trabajo “para trasladarse es duro en el invierno, tenemos que venirnos a caballo los días lunes, cuando el camino está cerrado por la nieve y yo me tengo que quedar acá, en la escuela a dormir, es complicado ir y venir todos los días, es demasiado el sacrificio, pero contenta de poder apoyar a los niños, la familia está contenta, están muy agradecidos, sobre todo con lo que está pasando con la pandemia, así que les viene súper bien”

Otra de las localidades que se ha visto afectada por las fuertes nevazones, es Galletué, aquí se encuentra la escuela particular N° 4, donde 32 escolares reciben alimentación, muchos de ellos se encuentran aislados y es el profesor y director del establecimiento, Juan Segura junto a la profesora Dina Torres, visitan constantemente a los alumnos, para asegurarse que reciban su alimentación y revisar cuadernos y trabajos y dejarles las tareas para la semana, porque aquí no hay clases online, la cobertura es casi nula, así que el trabajo docente se hace en terreno según nos cuenta el propio Juan Segura “cada vez que llega la ayuda de Junaeb nosotros vamos casa por casa entregando las canastas. Es sacrificado, a veces tenemos que ir con las canastas 2 o 3 kilómetros por la nieve, a veces con la nieve más arriba de la rodilla, a veces la familia tiene problemas cuando la comida escasea por motivo de la nieve, ya que aquí solo se trabaja el piñón y el chivo, por lo tanto se pone complicado el tema de la comida, por eso cuando llegamos con las canastas, realmente somos muy bien recibido y están todos muy felices. Yo creo que esto es una tremenda ayuda, porque si no fuera así, le advierto que sería bastante crítica la situación””

A la fecha, el Ministerio de Educación, a través de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) ha entregado 600 mil canastas, en un despliegue único y cuyo objetivo desde un inicio, ha sido no interrumpir el beneficio de alimentación de miles de estudiantes por la suspensión de clases presenciales. “Esta semana iniciamos la entrega de la sexta canasta de alimentos de nuestro Programa de Alimentación Escolar, un trabajo arduo y de mucho sacrificio, tanto para las manipuladoras de alimentos, profesores, auxiliares que en zonas tan extremas como Lonquimay, donde se preocupan de que cada niño reciba su alimentación, situación que se vuelve muy complicada debido a la distancia y aislamiento producto de las fuertes nevadas de este año, sin embargo, al escuchar a las familias tan agradecidas por este aporte que hace el Gobierno a nuestros niños, nos llena de energía para seguir trabajando a diario en la entrega de alimentación” afirmó Alejandro Arias Horn, Director de Junaeb Araucanía.

Esta semana Junaeb inicio el sexto ciclo de entrega de canastas individuales, las que serán recibidas por más de 160 mil estudiantes de la región. Se trata de un operativo que se encuentra en pleno desarrollo y que está destinado a cubrir las necesidades nutricionales de un beneficiario (desayuno y almuerzo) por 15 días.