Senadora Aravena: “Nuestro país debe proteger y respetar la libertad de culto”

La parlamentaria solicita al gobierno poner urgencia al proyecto de ley que busca aumentar sanciones por vandalizar e incendiar recintos religiosos.

La tarde del 18 de Octubre del 2020, nos recordó a muchos la violencia desmedida que vivió nuestro país hace justo un año. Una jornada cargada de violencia que, a solo 7 días del próximo plebiscito, nos recuerda que existe una gran brecha entre quienes creen profundamente en la democracia, y quienes, a través de la violencia y la destrucción, solo apuestan a ideologías refundacionales, en que la historia, lo construido con años de esfuerzo, y la espiritualidad del hombre, para muchos conducida a través de su religión, no merecen ser respetadas y deben ser arrancadas de raíz de nuestra sociedad.

Los incendios provocados a la Iglesia de Carabineros San Francisco de Borja y la Parroquia Patrimonial de la Asunción, fueron las últimas acciones en contra del espíritu de muchos cristianos católicos, que vieron con tristeza e impotencia como caían sus torres, mientras quienes cometían el delito, celebraban con algarabía un hecho que a todas luces atenta contra la propiedad privada y la libertad de culto, dos derechos que se encuentran incorporados en la actual Constitución.

El año recién pasado, la senadora Carmen Gloria Aravena, en vista de los reiterados ataques a lugares de culto ocurridos en su región, junto a los Senadores Carolina Goic (DC), Luz Ebensperger (UDI), Manuel José Ossandón (RN) y Kenneth Pugh (IND), presentó un proyecto de ley para aumentar las penas y sanciones frente a estos cobardes delitos y este Domingo en la tarde, se pidió al Ejecutivo otorgar suma urgencia a este proyecto de ley.

“A un año de la presentación de este proyecto de ley, aún se encuentra en la Comisión de Seguridad Pública del Senado y no muestra ningún avance. Es por este motivo, que le pedimos encarecidamente al Presidente Piñera, que tome en cuenta a gran parte de los chilenos que nos consideramos creyentes y que respetamos diversidad de credos, y le otorgue suma urgencia a este proyecto”, sostuvo Aravena.

La parlamentaria, Independiente pro RN, explicó que estos graves hechos de vandalismo han ocurrido también en regiones, no sólo en el contexto de manifestaciones sociales, por lo que la iniciativa busca aumentar en un grado la pena a este tipo de delito, pasando de reclusión menor en su grado mínimo a reclusión menor en su grado máximo.

“Estos graves hechos de vandalismo también afectan a las regiones. Es así como La Araucanía, durante los últimos años, ha vivenciado una serie de ataques en más de 20 Iglesias y Capillas. Hubo atentados incendiarios en el Santuario «San Sebastián Pircunche» y la capilla «Santa Joaquina», ambas de la comuna de Padre Las Casas, también en la capilla «Padre Hurtado», de Quepe, entre muchas otras. Asimismo, el templo evangélico de la Unión Cristiana, en Ercilla, también sufrió un atentado hace más de un año, lo que se suma al ataque a la iglesia evangélica de Victoria, en octubre del año pasado”, añadió Aravena.

El proyecto de ley propone aumentar penas frente al daño, destrucción y vandalización de cualquier tipo de lugares destinados al culto religioso reconocidos por el Estado, proponiendo una modificación al actual artículo 139 del Código Penal, a fin de aumentar el grado de pena hasta 5 años de cárcel y multas de hasta 755 mil pesos.