ODONTÓLOGOS DEL HOSPITAL MAURICIO HEYERMANN USAN MODERNA IMPRESIÓN 3D PARA FACILITAR CIRUGÍA

Se trata de una innovadora técnica usada en esta oportunidad en cirugía maxilofacial, que reduce los tiempos de la operación y optimiza la precisión de la cirugía, además de acortar la recuperación con un post operatorio mas confortable para el paciente

Esta semana se realizó en el hospital una específica cirugía para reconstruir los huesos de la cara de un paciente, concretamente de la órbita ocular, la que presentaba una fractura por golpe de alta energía en el lado derecho de la cara. El Cirujano Maxilofacial a cargo Dr. David Lisboa explica que las consecuencias en un caso como este pueden traducirse en serios problemas a la vista ya que afecta el movimiento de los ojos, y por ende la visión en conjunto de ambos, junto a otros efectos negativos como pérdida de sensibilidad de algunas zonas de la cara y/o deterioro del aspecto facial, entre otros. Para corregir esta situación es necesario operar y poner una malla de titanio en la superficie fracturada, la cual se dimensiona y moldea a la medida de la anatomía del paciente antes de la operación, además permite decidir con anticipación los puntos específicos de fijación, y con todo ello reconstruir con precisión la superficie dañada de los huesos de la órbita ocular.

Para lo anterior, y que es completamente innovador dentro de la generalidad de procedimientos quirúrgicos, es que se realizó una impresión en 3 Dimensiones (3D) de los huesos de la cara de la zona afectada y se probó en ella la prótesis (o malla) previo al momento de la cirugía, para calcular de manera exacta la ubicación que tendría. De esta forma, se facilitó la intervención, se redujo el tiempo habitual de cirugía y también de la recuperación posterior del paciente.

El Dr. Pedro Flores, odontólogo del establecimiento, fue el encargado de realizar la impresión en 3D e introducir junto al equipo de cirugía esta nueva técnica. Explica que para que generar la réplica, se procesa la imagen del scanner en un software y se utiliza una resina fotopolimerizable, que en un inicio es líquida, pero que capa tras capa va tomando forma según la imagen, hasta lograr el molde definitivo, copia exacta del rostro del paciente.
Para esta intervención quirúrgica hubo también una colaboración en red con especialistas de Temuco, y la importante participación de Tecnólogos Médicos del Servicio de Imagenología del Hospital Mauricio Heyermann T., quienes optimizaron la imagen para facilitar la impresión 3D.