De la gloria al abandono: el pasado, presente y futuro del histórico Convento franciscano de Collipulli

Era el año 1875 al 1880, cuando se construyó el Convento Franciscano San Leonardo de Porto Mauricio, fue la Misión franciscana que inició las obras de un templo, que alguna vez fue considerado como uno de los más hermosos de esta zona.-

De acuerdo a comentarios verbales y anales de la historia de estas tierras coloradas, tardó unos seis años en estar completamente de pie, y ningún terremoto anterior a 1960, había logrado siquiera afectarlo; en mayo de ese año, si, la naturaleza melló una parte importante, su cúpula campanario y la gruta donde se alzaba la imagen del santo patrono; así el mega-terremoto de ese año, dañó una de las edificaciones más icónicas de Collipulli, de la que hoy van quedando prácticamente ruinas. Es una muestra más, de que lo “viejo” no sirve y hay que abandonarlo si presenta mucha “enfermedad”.-

Lo que queda de la construcción ubicada en plena Avenida José Stagno Fullé, donde se inicia la Ruta 182, que une Collipulli con Angol, fue declarado Monumento Histórico en el año 2013, cuando ya había sido herido de gravedad por el terremoto del 27 de Febrero de 2010.

Seguramente, no hay collipullense o visitante de estas tierras, que no lo haya visto. Pasar en bicicleta, en auto, en bus y hasta en tren, o caminando por su frontis en una acción recurrente.

Tras poco más de una década, está completamente desprotegido, pese a múltiples campañas, “esfuerzos”, dedicaciones, comentarios, visitas y demases.-

Hubo un esfuerzo por mejorar su fachada, su atrio, sin embargo dichas obras, que embellecían un tanto su entorno, cayeron en manos del vandalismo y sucumbieron.-

Al parecer el templo donde se acunaron los primeros cristianos de esta zona, donde mapuches y no mapuches, conocieron parte del evangelio y también las primeras letras en su escuela adyacente, la misma donde aprendieron a leer muchos collipullenses que pese al paso de los años, la recuerdan como el Liceo San Leonardo.- Digo, al parecer, está destinado a desaparecer, pero antes, esperan que los sacerdotes de su congregación, que alguna vez le dieron vida, vuelvan al menos, a ungirlos con la “extremaunción”, aquella que se le da, a los enfermos terminales.-

En nota anterior dábamos cuenta de cómo se cuida, otro edificio patrimonial de la ciudad, allí donde funcionó el Banco de José Bunster, el rey del trigo y también otros, sin embargo uno de los Monumentos Históricos de Collipulli, va quedando en el olvido y se diluyen las buenas intenciones por mejorarlo.- (Mario Grandón Castro, fotos de Cristian Rodríguez)

El techo está cediendo y el agua forma en su interior piscina.-

Parte posterior de uno de los templos más hermosos de la región.-

Pinturas interiores que no se pueden perder

Así fue alguna vez

Herido tras el terremoto de 2010.- Templo que se niega a morir.-