GENDARMERÍA INCAUTA ELEMENTOS PROHIBIDOS QUE IBAN A SER INGRESADOS A LAS UNIDADES PENALES DE TEMUCO Y ANGOL

Al interior de papas fritas se encontró 30 envoltorios de nylon transparente que contenían 23,780 miligramos de cannabis sativa.

Gracias al oportuno accionar de funcionarios de Gendarmería, se pudo evitar el ingreso de elementos prohibidos como droga y celulares al Centro de Detención Preventiva de Angol y al Centro de Cumplimiento Penitenciario de Temuco respectivamente.

Los hechos quedaron al descubierto cuando funcionarios de las unidades penales realizaban las revisiones habituales a las encomiendas de los internos, descubriendo que algunos elementos habían sido intervenidos previamente.

En el procedimiento realizado el pasado 18 de marzo en el CDP de Angol, el personal logró percatarse de que, al interior de un Televisor LCD proveniente de la ciudad de Valdivia, venían ocultos 3 contenedores de nylon transparente con una sustancia vegetal de color verde, 3 contenedores de nylon transparente con una sustancia de color ocre, 4 teléfonos celulares, baterías, cables y audífonos.

Por su parte, los funcionarios del CCP de Temuco el día de ayer martes 24 de marzo, evitaron nuevamente que sustancias ilícitas llegaran a manos de la población penal, gracias a que el personal encontró al interior de papas fritas la cantidad de 30 envoltorios de nylon transparente que contenían 23,780 miligramos de cannabis sativa. Seguidamente, en otro procedimiento realizado en el mismo lugar, se logró incautar 13,230 miligramos de cannabis sativa envuelta en 9 contenedores de nylon, los que se encontraban al interior de unos ajíes.

Al respecto, el director regional coronel Leonardo Barrientos Rebolledo señaló “Como Institución destacamos el profesionalismo demostrado por cada uno de los funcionarios en este tipo de procedimientos, quienes han fortalecido la constante vigilancia de las Unidades Penales, ya que especialmente ahora que están suspendidas las visitas por el Covid-19, el intento de ingresar elementos prohibidos a las unidades penales puede aumentar, por lo que debemos estar aún más alertas a este tipo de acontecimientos”.

De lo ocurrido se procedió a informar a los fiscales de turno, quienes disponen se realice los peritajes correspondientes y las pruebas de campo respectivas, para así determinar el gramaje y naturaleza de la droga, que servirá de evidencia para iniciar acciones penales.