Ejército despide a “Solitario”, caballo que desfiló en varias Paradas Militares

Tras su fallecimiento, con una placa recordatoria, el Ejército despidió a “Solitario”, el caballo que durante ocho años desfiló en la Parada Militar junto al Jefe de las Fuerzas.

Este homenaje se llevó a cabo en la Escuela Militar, ocasión en la cual el Comandante General de la Guarnición de Ejército de la Región Metropolitana, General Cristóbal De la Cerda R., descubrió la placa que lleva su nombre y que recordará por siempre a este leal y fiel caballo de la Institución, que ya descansa en el potrero celestial.

En este solemne acto, participaron los ex Comandantes de la Guarnición de Ejército de la Región Metropolitana e integrantes del Cuartel General Montado de esta alta repartición, donde el asesor ecuestre de la unidad, Coronel Gonzalo Lizasoain V., en sus palabras rememoró la trayectoria que tuvo solitario en la Institución.

En la ocasión, el Coronel Lizasoain manifestó “que hermoso es estar hoy reunidos junto a quienes formaste grandes vínculos afectivos y que reconocían tu trabajo con esos terrones de azúcar y caricias después de cada jornada, con los que te cuidaban y atendían tus heridas. Todos aprecian lo valorado que eras y son testigos del reconocimiento que dan los hombres que llevan virtudes militares en su corazón hacia un ser vivo que dio todas sus capacidades”.

El oficial culminó, con profunda emoción, su alocución expresando “Solitario galopa, tusa al viento, y con tu cola levantada hacia potreros celestiales, ten presente que la jornada ha terminado para ti, pero todo está bien, descansa protegido, estás en los jardines del creador. Es la voz de tus jinetes”.

Posteriormente, se descubrió una placa que lleva el nombre de “Solitario” y que recordará por siempre a este caballo del Ejército de Chile, que durante ocho años deslumbró con su altura y pelaje negro lustroso, galopando junto al Jefe de las Fuerzas por la elipse del Parque O’Higgins, para pedir el tradicional permiso de inicio a la Parada Militar en homenaje a las Glorias de la Institución.

En la actualidad, este papel lo desarrolla la hija de “Solitario”, la yegua “Candelaria” que heredó similares virtudes, sumando algunos dotes de disciplina de adiestramiento lo cual, en el último, le ha permitido tener una destacada participación en campeonatos militares y en competencias locales.

Departamento Comunicacional del Ejército