Convención Constitucional y acuerdo extralegal

Escribe: Juan José Jerez, abogado

La Convención Constitucional, tiene como única finalidad, proponer un texto que pueda sustituir el de la actual Constitución, dentro del plazo máximo de 12 meses. Posee la facultad de idear un reglamento, al cual, deberá ceñir el proceso deliberativo.

Si resulta aprobado en un plebiscito obligativo para todos los ciudadanos chilenos, tendremos una Nueva Constitución.

De rechazarse, seguirá vigente la que hoy rige en Chile.

Entonces, la Convención Constitucional, no es un ente legislativo, porque no genera ley alguna.

La Convención Constitucional, preliminarmente, acordó apoyar un proyecto de ley de indulto a personas que están privadas de libertad por hechos de violencia ocurridos a contar del 18 de octubre de 2019, reconocidos como “la revuelta”, y en favor de condenados a contar del año 2001 en adelante, por delitos en la región de la Araucanía, Bío-Bío y Los Ríos, a los cuales califica como presos políticos.

Este episodio escapa absolutamente a su única competencia, y contraviene al Acuerdo por la Paz Social y Nueva Constitución del 15 de noviembre de 2019, pues al acoger el clamor social por emprender un proceso de reformas mayoritariamente expresado en el país, frenó la escalada de violencia en curso, deslegitimándola, por ser esencialmente antidemocrático el cúmulo de hechos delictivos ocurridos en la víspera.

Atenta contra el estado de derecho y la estabilidad institucional que la entidad delibere políticamente y enjuicie acusando al Estado de Chile.

Su norte no debe subordinarse a la contingencia y cada uno de sus miembros, superando partidismos ideológicos, tiene que adherir al espíritu republicano que la misma debe encarnar, única posibilidad para el dialogo y la tolerancia, que son la forma y el fondo de un proceso constituyente.

De lo contrario, ocurrirá lo que por estos días dijera, don José Mujica Cordano, ex presidente de Uruguay: “tengo miedo de que la Convención Constitucional sea una bolsa de gatos”. En semejante sentido el convencional Agustín Squella Narducci, planteó: «La contingencia puede terminar devorando a la Convención Constitucional». JJJD jul 2021.-