¿DONDE ESTABAS TU?

¿Dónde estabas tú? Esta canción de la Banda Chilena Los Jaivas incluida en el álbum de Rock Palomita Blanca, que es la banda sonora de la película del mismo nombre, dirigida por Raúl Ruiz en 1973, basada en una novela del escritor chileno Enrique Lafourcade, que lleva el mismo título y fue publicada en 1971, nos viene como anillo al dedo al tratar de entender cuál ha sido tu participación y la mía en los últimos acontecimientos y necesidades de nuestra ciudadanía.

Es habitual leer en redes sociales tu malestar con el sistema, con la forma de ser y hacer las cosas. Saliendo de escenarios políticos electorales viví en carne propia las quejas contra los políticos, las instituciones, las organizaciones de la sociedad civil y militar, los credos y así muchas críticas que, desde tu espacio en una cuenta de red social, todo lo evacua, tal como lo menciona el filósofo Byung-Chul Han a la presencia de un “enjambre digital” formado por individuos que “no desarrollan ningún nosotros”, “no se manifiesta en una voz. Por eso es percibido como un ruido.

Podría sentir la atracción por caer en el mismo juego y comenzar a preguntar: donde están los estudiantes secundarios de nuestra región apoyando a sus compañeras y compañeros en estos tiempos de pandemia. Donde están los estudiantes de educación técnica y superior colaborando para mejorar la calidad de vida de nuestros habitantes post pandemia, en una región de lamentablemente presenta la cifra más alta de pobreza del país (14,7%). Donde están los colegios profesionales, asociaciones gremiales, sindicatos apoyando las familias de nuestra región que buscan con ansias un apoyo moral, asociativo y de proyección colectiva.

Podría seguir con este juego y preguntar dónde está La Iglesia Católica y sus pastores cuidando el rebaño.? ¿Dónde están los Pastores de los bellos templos evangélicos y de las demás denominaciones? ¿Dónde está el Gobierno y sus servicios, donde los empresarios y sus cámaras de comercios, donde la multigremial y las corporaciones de desarrollo? ¿Dónde están las Universidades vinculándose con el medio y poniéndose al servicio de su región?

La Filósofa Chilena Carla Cordua nos cuenta cómo Sloterdijk llega a la conclusión de que la verdad es inseparable de su historicidad, es decir, que la enunciación de la verdad habla desde la historia. Manifiesta que «la verdad no se ‘descubre’ inocuamente y sin batalla, sino que sólo después de triunfar batallando contra sus antecesoras, que la enmascaraban y se le oponían».

Les invito a que nos cuestionemos nuestras verdades y acudamos a la batalla. Esta es en un primer momento individual. Nos debemos hacer cargo de nuestro rol en esta sociedad y comunidad. ¿Por qué tengo que andar mirando lo que hace o deja de hacer el otro? ¿No será mejor preocuparme de lo que puedo hacer yo? El momento en el cual te levantas, sales de tu zona de confort y comienzas a actuar a transformar te dejará muchas reflexiones y enseñanzas.

Somos personas que vivimos en comunidad. Lo segundo será organizarte, buscar tus alianzas, gestionar grupos y equipos en post de los propósitos comunes, mirando tu entorno. Veras que siempre una mano amiga es bien recibida.

En resumen, les invito que seamos menos críticos y que actuemos más. No podemos ser irresponsables frente a los requerimientos de nuestra sociedad actual. Mi oficina está disponible para tus desafíos.