ONCE ABOGADAS Y ABOGADOS PRESTAN JURAMENTO DESDE LA CORTE DE APELACIONES DE TEMUCO

Un grupo de once postulantes juró hoy –viernes 23 de julio- en la Corte de Apelaciones de Temuco como nuevos abogados y abogadas, a través de videoconferencia desde la Corte Suprema, en donde se encontraban el presidente Guillermo Silva, el Pleno de ministros y el secretario Jorge Sáez.

Los postulantes, formados en escuelas de Derecho regionales, llegaron a primera hora para participar en la instancia, encabezada por la presidenta (s) del tribunal de alzada, ministra Cecilia Aravena López; el relator Martín Fernández Aguayo y el secretario Germán Varas Cicarelli.

Bajo estrictas medidas de seguridad por la crisis sanitaria, los licenciados debieron someterse a control de temperatura corporal al ingreso al edificio, portar mascarilla durante toda la ceremonia y se dispuso además de alcohol gel para lavado de manos y se ubicaron las sillas con distancia social. Asimismo, no pudieron ingresar con acompañantes para evitar el riesgo de contagios de coronavirus, entendiendo que de acuerdo a la resolución 591 exenta del Minsal, que asimila la entrega del título como un acto de atención de público del tribunal de alzada.

A su debido turno, antecedidos por los postulantes de Arica, Iquique, Copiapó, La Serena y Chillán, los juramentados de Temuco pronunciaron un estruendoso “sí, juro”, convirtiéndose en nuevos profesionales del derecho: Marta Barría Zilleruelo, Natalia Bustos Thiers, Rodrigo Chávez Castro, José Doussoulin Jara, Javiera Esparza Saavedra, Camila Espinoza Fuentes, Oscar Llancaleo Painén, Carolina Ñancupil Colipe, Ignacio Orellana Uribe, Daniela Otárola Sanhueza y Andrés Ulloa Velásquez. Seguidamente juraron los postulantes desde las Cortes de Valdivia y Puerto Montt, y desde los distintos salones de la Corte Suprema.

Luego del cierre de la transmisión oficial, la presidenta (s) de la Corte de Apelaciones, Cecilia Aravena, felicitó a los nuevos juristas en nombre del Pleno de ministros y de los integrantes del tribunal de alzada, haciendo extensivos sus parabienes a sus familias, a los académicos y casas de estudio, les entregó el diploma que los certifica como abogadas y abogados.