TRIBUNAL DE JUICIO ORAL DE ANGOL CONDENA A 15 Y 5 AÑOS DE PRESIDIO A AUTOR DE ROBO FRUSTRADO Y PORTE DE ARMA DE FUEGO Y MUNICIONES

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Angol condenó a Alexis Alejandro Pérez Martínez la pena de 15 años de presidido efectivo, en calidad de autor del delito frustrado de robo con violencia e intimidación; además deberá cumplir 5 años de reclusión, como autor de los delitos consumados de porte ilegal de arma de fuego y porte ilegal de municiones. Ilícitos perpetrados en abril del año pasado, en la sucursal de BancoEstado de la comuna de Purén.

En fallo unánime (causa rol 10-2021), el tribunal –integrado por los magistrados Etienne Fellay Bertholet (presidente), Karina Rubio Solís y Francisco Boero Villagrán (redactor)– aplicó, además, a Pérez Martínez las accesorias legales accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena (robo); y la inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena por porte ilegal de arma de fuego y municiones.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados. Además, se decretó el comiso de las especies incautadas.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que “aproximadamente a las 08.15 horas del 24 de abril de 2020, el acusado Alexis Alejandro Pérez Martínez, previamente concertado con un sujeto no identificado, apodado ‘Pelo de Choclo’, ingresaron al Banco Estado de Purén, ubicado en calle Imperial N°949 de esa ciudad, con el propósito de sustraer dinero desde la bóveda del lugar. Para ingresar al establecimiento, el acusado y su acompañante se situaron en el exterior y abordaron e intimidaron a las víctimas Y.T.S y M.T.A.C., funcionaria y encargada de aseo respectivamente, logrando de esa forma ingresar junto a ellas al interior de la sucursal bancaria, donde las redujeron e intimidaron con el arma de fuego que portaba el acusado, al igual que al vigilante R.A.G.L.”.

“Una vez en el interior del Banco –continúa- el acusado Pérez Martínez se percata de que una cuarta funcionaria C.M.E se encerró en un baño, conminándola a salir, para lo cual efectuó un disparo que impactó en la puerta de la dependencia, luego de lo cual abordó al vigilante de la sucursal, al cual golpeó en la cabeza con un revólver marca Bayard, serie 35322, calibre .32, para luego dispararle con dicha arma en la pierna, exigiéndole que le entregara las llaves de la bóveda, mientras que el sujeto que acompañaba a Pérez Martínez mantenía en el suelo y reducidas a las funcionarias que a esa hora se encontraban en el lugar, sumándose a ellas la agente bancaria K.D.T., que había logrado ocultarse en su oficina. A raíz de lo anterior, el guardia resultó con herida producto de la acción de proyectil de arma de fuego corta, de 0,5 centímetros en cara posterior del muslo derecho, sin salida de proyectil, lesión clínicamente de carácter menos grave”.

“Ante la llegada de Carabineros alertados por la activación de la alarma y de un llamado de la agente de la sucursal que logró realizar, el acusado junto al sujeto que lo acompañaba huyen por una salida lateral que da hacia un inmueble de calle Quiroga, arteria en la cual fueron sorprendidos por personal policial que se encontraba apostado a escasos metros del lugar, iniciándose una persecución en la cual Alexis Pérez Martínez se despojó del referido revólver, el cual lanzó al antejardín del inmueble ubicado en calle Quiroga N°349 de Purén, siendo finalmente detenido en calle Doctor Garriga, a la altura del N°870 de dicha comuna, momentos en que es sorprendido portando cuatro cartuchos calibre .32 con punta de plomo y sin percutir, tres de ellos marca CBC y uno marca Águila y al interior del revólver del cual se desprendió en la huida, mantenía dos vainas y cuatro cartuchos en su cilindro, no contando Pérez Martínez con autorización para el porte de armas de fuego como tampoco de municiones”, concluye.