TRIBUNAL DE JUICIO ORAL DE ANGOL CONDENA A 5 AÑOS Y UN DÍA DE PRESIDIO EFECTIVO A AUTOR DE ABUSO SEXUAL INFANTIL EN LOS SAUCES

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Angol condenó a H.A.I.R. a la pena de 5 años y un día de presidio efectivo, como autor del delito consumado de abuso sexual de menor de 14 años. Ilícito perpetrado en marzo del año pasado, en la comuna de Los Sauces.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por los magistrados Solange Sufán Arias (presidenta), Francisco Boero Villagrán y Etienne Fellay Bertholet (redactor)– aplicó, además, a H.A.I.R., accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos públicos y derechos políticos mientras dure la condena.

Asimismo, el tribunal lo dejó sujeto a la prohibición de acercarse a la víctima, visitar su domicilio o establecimiento educacional o cualquier lugar público o privado en que se encuentre, por el plazo de 10 años, a contar de ejecutoriada la sentencia; y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares y cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales o que involucren una relación directa y habitual con personas menores de edad.

El tribunal impuso al ofensor la pena de interdicción del derecho de ejercer la guarda y ser oído como pariente en los casos que la ley designa y de sujeción a la vigilancia de Carabineros de su domicilio, por el los 10 años siguientes al cumplimiento de la pena corporal impuesta.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que en horas de la tarde del 7 de marzo de 2020, al interior de un domicilio de la comuna de Los Sauces, el acusado H.A.I.R. ejecutó actos de significación sexual y de relevancia en perjuicio de la víctima, nacida el 19 de febrero de 2008 y de 12 años de edad a esa fecha, consistentes en besos y tocaciones. Una vez finalizada la agresión sexual, el ofensor le ofreció a la menor la suma de $5.000 para que no contara lo sucedido.