SSAN inició pago de finiquitos y remuneraciones adeudadas a trabajadores afectados por quiebra de empresa CVV.

En el marco del plan de acción levantado tras la quiebra de la empresa Claro Vicuña Valenzuela (CVV), que ejecutaba las obras de construcción del nuevo hospital de Curacautín, este martes, el Servicio de Salud Araucanía Norte (SSAN), inició el proceso de pago de finiquitos y remuneraciones adeudadas a los trabajadores de la faena, que a contar del 21 de octubre perdieron su fuente laboral.

De esta manera, un grupo de 30 trabajadores, que fueron desvinculados por la empresa en el mes de septiembre y a quienes se les adeudaba los finiquitos, comenzaron a recibir el pago de estos, previa firma de un acuerdo prejudicial con el SSAN. El monto total cancelado a este grupo de trabajadores supera los $23 millones.
La empresa, que desde el año 2020 mantenía un contrato vigente con la institución por más de $21.500 millones y que registraba un avance cercano al 55%, cesó las faenas tras comunicar que iniciaría el proceso de liquidación, dejando cerca de 30 obras inconclusas a lo largo del país y un total de 107 trabajadores sin su fuente laboral en la comuna de Curacautín.

RÁPIDO ACCIONAR EN BUSCA DE SOLUCIONES
Tras haber iniciado el proceso de pago, que tuvo lugar en la notaría de la comuna, el subdirector administrativo del SSAN, Cristian Mignolet señaló que “desde el punto de vista legal, al servicio de salud le corresponde hacerse cargo de los trabajadores cuando una empresa deja una obra o quiebra, en definitiva no es más que el rol social que debe tener un servicio de salud, una empresa pública. En este sentido creemos que se ha actuado con bastante rapidez para poder llevar a cabo estos procesos, que de alguna manera se demoran y que tiene su tiempo a nivel de jurídica y de finanzas, pero el Servicio se comprometió con los trabajadores en iniciar este proceso”.

El representante de los trabajadores que resultaron afectados con quiebra de CVV, Manuel Abarzúa, se mostró conforme con las gestiones llevadas a cabo por el SSAN, señalando que “estamos muy contentos con lo realizado a la fecha, porque no pensábamos que esto iba a ser tan rápido”. De igual manera, el dirigente manifestó que “la quiebra de la empresa nos ha afectado bastante, porque teníamos un trabajo estable, algo que hoy echamos de menos, por lo mismo esperamos que las obras se puedan retomar para que volvamos a tener trabajo”.

COMPROMISO PRESIDENCIAL CON AVANCE DEL PROYECTO
En su visita a la provincia de Malleco, el presidente, Gabriel Boric, ratificó el compromiso del gobierno en dar continuidad y celeridad a la construcción del Hospital de Curacautín, obra altamente esperada y que entregará mejores condiciones de atención a los habitante de la comuna, por medio de un centro de salud moderno, con más y mejores espacios para la atención de pacientes y usuarios.

En esa línea, Mignolet destacó que “lo que hace el Presidente, Gabriel Boric, no es más que reflejar la preocupación del gobierno con respecto a la provincia de Malleco y las obras que actualmente como sector salud estamos ejecutando. (…) Esto claramente nos impulsa a seguir trabajando fuertemente con este hospital (Curacautín), es por ello que lo más seguro, es que en el mes de diciembre podamos sacar adelante la licitación privada, que permitirá que empresas constructoras puedan venir a participar del proceso”.

“El gobierno a nivel central lo que ha planteado es el compromiso de parte del ministerio de salud, y nosotros tenemos la labor de hacerlo palpable, sobre todo cuando el Presidente estuvo en la región, visitandonos y comprometiéndose con la obra de Curacautín, la que debe ser retomada lo antes posible”, finalizó.